PSG, ¿equipo chico?

Por segunda ocasión en tres años, el equipo parisino ha quedado eliminado de una manera estrepitosa. La historia se repite, y lo que hace dos años fue una tragedia, ahora es una farsa. Hasta hace un año, el PSG había demostrado recuperarse de la caída, incorporando a su plantel grandes fichajes como Mbappé, Buffon y Paredes. Eso, mas estrellas de recién ingreso como Neymar y Dani Alves.

En la liga, no hay duda de que en los últimos años ha sido el amo y señor. La duda es la Champions, competición en la que no logran pasar de octavos de final. Hace dos años hasta el partido de ida contra el Barcelona, la historia parecía cambiar, sin embargo, en el último minuto, y con ayuda de Neymar, quien sería el próximo fichaje del equipo parisino, el Barcelona remontaría la desventaja de cuatro goles, con un marcador final de 6-5.

El día de hoy, pareciera haberse repetido este escenario. Hace dos años, contra el Barcelona, todo lucía como un golpe de suerte para el equipo catalán, y como un desastre inesperado para el equipo francés. Sin embargo, este año se confirma todo lo contrario: que el golpe de suerte hasta el primer partido, había sido para el París, y que las cosas volvieron a la normalidad, a las jerarquías futbolísticas de siempre, cuando el Barcelona remontó en el último minuto.

Ahora lo ha hecho el Manchester United, que vuelve a confirmar que el PSG nunca estuvo a la altura, y que los resultados favorables que ha conseguido en algunos partidos de las eliminatorias de la Champions, han sido una excepción, una casualidad, pero no una constante. Los equipos grandes son aquellos que se sobreponen a las circunstancias, al escenario, al rival, y que no se dejan engañar por el resultado; en resumen, no especulan, mucho menos subestiman. El dinero no hace a los grandes, y esa es la lección que hoy los parisinos se llevan a casa.

Etiquetas:||||||
Comentarios