¿Qué utilizaban los hombres antes de los condones?

¿Alguna vez te preguntaste a que época se remonta el uso de este preservativo? A lo largo de la historia, este amigo literalmente le ha salvado el pellejo a muchos; también ha evitado que más de uno se coma la torta antes del recreo. Sin embargo, no siempre existió el condón como ahora lo conocemos, con diseños extravagantes e innovadores. Existen algunos antecedentes bastante extraños, pero adecuados según la época que no dejan de impresionar.

Fue en las primeras civilizaciones que empezaron a utilizarse artefactos similares al condón que actualmente conocemos. Los egipcios utilizaban fundas de piel de cocodrilo y de lino (¡auch!); los soldados romanos usaban tripas de cordero; se narra entre las historias y leyendas que también se utilizaban sesos de otros animales como los peces y las cabras.

Hacia el siglo XV, los hombres en China y Japón acostumbraban cubrir solamente la puntita con artefactos hechos de concha de tortuga o cuernos de animales, así como papel de seda con aceite, para que amarrara. En el siglo XVI, en Europa, el material para las capuchas era el lino.

La invención del condón como tal, se le atribuye a un tal Dr. Condon, del que no se sabe si realmente existió. Posteriormente, ya entrado el siglo XX, ¡empezaron a fabricarse condones con materiales parecidos a los de un neumático!; eran reutilizables y duraban meses.

En 1920 el milagro vino con la introducción del látex a la industria. Los condones, que tus abuelos empezaron a utilizar, se hicieron aún más resistentes y duraderos (hasta cinco años). Eso sí, al ser un material más fino, el látex favorecía la sensibilidad. Con el paso de los años se le agregó el receptáculo, los sabores, los colores, el tamaño y las texturas. A esto, hay que agregar que por cuestión de higiene, se hicieron desechables.

Etiquetas:||||||
Comentarios