Ryan Reynolds y Pikachu salvan el día

Aquí nuestra reseña SIN SPOILERS de Detective Pikachu.

Hoy se estrena la película live action de Pokémon y nosotros te diremos que tal nos pareció esta nueva peli.

Lo chido…

Detective Pikachu tiene unos efectos visuales alucinantes, generalmente sabemos que las adaptaciones de videojuegos o caricaturas a live action son un fracaso por ejemplo: Sonic la película. Pues Detective Pikachu es la excepción a la regla, se respetan los diseños de todos los pokémon y lo mejor de todo es que la textura que les dan es increíble, por ejemplo Charizard tiene piel de reptil, Bulbasaur realmente tiene hojas en su lomo y Squirtle tiene piel de tortuga.

El ambiente en donde se desarrolla la historia es bastante real, pues la gráficas son de bastante buena calidad, la ciudad realmente parece existir y en cuanto a los ríos, bosques y zonas salvajes donde habitan estos seres fascinantes están muy bien hechos.

El humor de Ryan Reynolds como Pikachu hace que la película te saque bastantes risas, pues su comedia embona perfectamente con Pikachu. La mayoría de veces hace que te rías pues a demás de que Pikachu es muy tierno también es irreverente y sarcástico, al momento de entrar a cuadro es cuando la historia comienza a tener gracia y diversión y tiene una escena increíble con un Mr. Mime que sin duda es de lo mejor de la película.

¡Pikachu canta la emblematica canción! Así es “¡Pokémon tengo que atraparlos, nuestro destino así es, Pokemon gran amigo es, en un mundo por salvar!”

La referencia a “Misty” pues en la cinta el personaje lleva el nombre de Lucy Stevens, una becaria con el sueño de ser la mejor reportera. Esta bella chica también levanta un poco más a la cinta pues la mejor forma de hacer referencia al personaje tan querido y emblemático de la caricatura es que su compañero sea un Psyduck y si… El pato que siempre tiene jaqueca es igual de torpe y gracioso que en la animación. ¡Bien ahí!

Kathtyn Newton y Psyduck

Lo no tan chido…

La historia es muy plana, no hay puntos emocionales muy altos, al inicio es lenta y carente de sentido conforme avanza va tomando forma, pero a excepción de Pikachu, Psyduck y el humor, la historia carece bastante de personalidad.

No hay un antagonista claro, casi toda la historia pasa sin haber alguien que ponga en claro riesgo a nuestros protagonistas, no hay un Giovanni (Líder del equipo Rocket) que mande a una Jessie, Jame-me-me-mes y a un Meowth a poner en constantes aprietos a los protagonistas.

No hay suficiente tiempo para apreciar a todos los pokémon, pues aunque salen bastantes, generalmente aparecen en cameos los cuales duran 5 segundos y no da tiempo de analizar a 30 pokémon que aparecen en pantalla al mismo tiempo haciendo cosas diferentes, aunque debo de aceptar que los que alcancé a apreciar se ven bastante bien elaborados.

La actuación de Justin Smith da mucho de que hablar. No se como expresarme acerca de esto, digamos que es… meh! Le hace falta algo de chispa, carisma, es como si no creyera que está ahí, a veces el personaje aburre y desespera, como que no deja que las cosas fluyan y dudo mucho que así sea su papel. Si bien se avienta dos que tres chistoretes, no hace mucho click con la audiencia.

Por último…

¿Verla o no verla?

Si eres fan de Pokémon o te dio la nostalgia de tu infancia o tienes hijos pequeños definitivamente tienes que verla. Obviamente no es una obra de arte pero si te hará pasar un rato divertido, los pokémon hacen cosas graciosas, interactúan entre si y tienen muchos gestos, algunos tiernos y otros muy chistosos.

Es una película palomera que te hará pasar un rato divertido y te hará desear que los Pokemon fueran reales.

Comentarios