¿Sabes qué es Splosh? Puro placer y gusto

La comida y el sexo son dos de los placeres más deliciosos del mundo, pero si los juntamos quizá podríamos gozarlo al doble.

De esto se trata el Splosh, una práctica fetichista que consiste en embarrar o verter comida o sustancias comestibles sobre los cuerpos y degustarlo ahí mismo hasta lograr iniciar un encuentro sexual.

Al Splosh también se le conoce como fetichismo húmedo y sucio, se permite aplicar cualquier tipo de fluido sobre la superficie corporal.

Esta práctica puede permitir tan solo mirar a la pareja mientras se le embarran las sustancias, en otros casos, ambos cuerpos se embarran y, en algunos otros, se chupan ambos cuerpos, comiéndose uno al otro.

Algunos piensan que las personas que gustan del splosh iniciaron excitándose con la humedad de la piel cuando se encuentran en la intimidad, y al momento de observar el cuerpo vertido se despierta el deseo de poseer a la pareja.

El sudor, la saliva, la lubricación, son las bases de éste fetiche, además que si se le aumenta alguna sustancia comestible, la seducción es aún mayor.

El splosh se puede practicar en solitario, en pareja o en grupo, ya que se puede convocar a personas con los mismos gustos y hacerlo de forma privada, pero a la vez compartida.

Se recomienda utilizar alimentos livianos y dulces como frutas, cremas, postres, chocolates y evitar todos aquellos productos que sean irritantes.

Por raro que parezca, el mundo está lleno de diversas perversiones o filias, todas ellas respetables mientras no se dañe a ningún tercero.

Comentarios